LIGO ha detectado ondas gravitacionales que provienen de agujeros negros

El 14 de septiembre de 2015 a las 9:51 GMT, los detectores gemelos LIGO que se encuentran en Livingston, Louisiana, y Hanford, Washington, EE.UU. detectaron ondas en el entramado del espacio-tiempo - ondas gravitatorias -que llegaban a la Tierra desde un evento catastrófico en el universo distante. Los nuevos detectores avanzados LIGO acababan de ser puestos en funcionamiento para su primera observación cuando fue capturada una señal clara y fuerte. Este descubrimiento se produce en la culminación de décadas de investigación y desarrollo de instrumentos, a través de un esfuerzo mundial de miles de investigadores y fue posible por el apoyo dedicado a LIGO por la Fundación Nacional de Ciencia. También demuestra la predicción hecha hace 100 años por Einstein de que las ondas gravitacionales existían. Más emocionante aún es el hecho de que este evento marca el comienzo de una nueva era de astronomía de ondas gravitacionales.

 

Enlaces relacionadoss:

Data: 

Lunes, 15 Febrero, 2016