Primer evento cósmico observado con ondas gravitacionales y radiación electromagnética

​​
Astrónomos de diferentes colaboraciones anunciaron el lunes 16 de octubre la detección de dos estrellas de neutrones en colisión por los observatorios de onda gravitacional LIGO y VIRGO y también por otros 70 observatorios de ondas electromagnéticas. Esta es la primera vez que los científicos han detectado ondas gravitacionales, a la vez que la luz emitida por el mismo evento cósmico, abriendo una nueva ventana en la astronomía de observación, la astronomía 'multi-mensajero'.
 
Después de que la señal fuese detectada por los dos detectores LIGO en Estados Unidos y por VIRGO en Italia, la posición del evento pudo triangularse con precisión y los científicos fueron capaces de ubicarla en una zona relativamente pequeña del cielo del sur. El Observatorio Fermi proporcionó una localización que luego fue confirmada y refinada en gran medida con las coordenadas proporcionadas por la detección LIGO-Virgo. Con estas coordenadas, unos 70 observatorios terrestres y espaciales apuntaron sus telescopios al evento y realizaron observaciones de seguimiento en todo el espectro electromagnético.
 
El evento observado correspondía a la fusión de dos estrellas de neutrones localizadas a una distancia relativamente cercana, unos 130 millones de años luz de la Tierra. Cuando estas estrellas de neutrones se unieron en espiral, emitieron ondas gravitacionales que fueron detectables durante unos 100 segundos; cuando chocaron, un destello de luz en forma de rayos gamma fue emitido y se vio en la Tierra aproximadamente 2 segundos después de las ondas gravitacionales. En los días y semanas posteriores al evento, se detectaron otras formas de radiación electromagnética, incluidas las ondas de rayos X, ultravioleta, óptica, infrarroja y de radio.
 
Más información:
 
Noticias y actividades relacionadas:
 
 
 

 

Data: 

Dilluns, 16 Octubre, 2017